home Revisoria Fiscal Participación Del Revisor Fiscal En La Toma Física De Inventarios De Fin  De Año

Participación Del Revisor Fiscal En La Toma Física De Inventarios De Fin  De Año





Motivación general: Si la empresa compra productos terminados para venderlos o los manufactura directamente o presta servicios para los cuales requiere de gran cantidad de suministros, materiales y repuestos, es conveniente que en los últimos días laborales de diciembre o en los primeros de enero se haga un conteo físico de todos los ítems. Dependiendo de la cantidad de éstos, dicha actividad puede ser más o menos compleja y dispendiosa. Y con el guayabo casi permanente en que estarán los encargados de hacerla en los últimos días del año –y, de pronto, usted también- es posible que resulte más difícil realizarla de manera eficiente. Por lo tanto es recomendable hacer una adecuada planeación con suficiente tiempo de anticipación. En cuanto a muebles de oficina, equipos de computación y comunicación, vehículos,  maquinaria industrial y otros bienes de larga duración, es de la misma forma conveniente planear y realizar un inventario físico.

 Inventario físico de mercancías, productos terminados, materias primas y otros

El artículo 129 del  decreto 2649 de 1993 -que en este caso, y a pesar de las NIIF,  todavía resulta útil tener en cuenta-  habla del inventario de mercancías, así:

El control de las mercancías para la venta se debe llevar en registros auxiliares, que deben contener, por unidades o grupos homogéneos por lo menos los siguientes datos:

  1. Clase y denominación de los artículos.
  2. Fecha de la operación que se registre.
  3. Número del comprobante que respalda la operación asentada.
  4. Número de unidades en existencia, compradas, vendidas, consumidas, retiradas o trasladadas.
  5. Existencia en valores y unidad de medida.
  6. Costo unitario y total de lo comprado, vendido, consumido, retirado o trasladado.
  7. Registro de unidades y valores por faltantes o sobrantes que resulten de la comparación del inventario físico con las unidades registradas en las tarjetas de control.

En todos los casos cuando en los procesos de producción o transformación se dificulte el registro por unidades, se hará por grupos homogéneos.



Al terminar cada ejercicio, debe efectuarse el inventario de mercancías para la venta el cual contendrá una relación detallada de las existencias con indicación de su costo unitario y total.

Cuando la cantidad y diversidad de artículos dificulte su registro detallado, este puede efectuarse por resúmenes o grupos de artículos, siempre y cuando aparezcan discriminados en registros auxiliares.

Dicho inventario debe ser certificado por contador público para que preste mérito probatorio, a menos que se lleve un libro registrado para tal efecto.”

Repasado esto, se llega a la conclusión de que para soportar las cifras que se incluyen en el estado de situación financiera (antes balance general) es necesario –en cuanto sea posible- hacer un inventario físico, ojalá el último día laboral del año. La responsabilidad de la planeación y toma física de este inventario es de la administración de la empresa; mientras que  el revisor fiscal –con sus directos colaboradores- debe vigilar cómo se desarrollan estas labores y hacerle a la administración las observaciones que considere necesaria.

Debe tenerse en cuenta que no todas las empresas pueden darse el lujo de suspender sus operaciones normales, para facilitar la toma física de inventarios, o que hay algunas que en los últimos días del año tienen una gran actividad comercial. Ante una situación como ésta, la toma del inventario físico debe hacerse algunos días después del 31 de diciembre o en diferentes fechas, necesitando por ello de procedimientos complementarios que permitan confirmar –al menos razonablemente- las existencias al cierre de año.

Para comenzar con  la planeación del inventario físico es conveniente considerar, entre otros, los siguientes aspectos:

  1. Si la empresa saldrá a vacaciones colectivas al final del año. Para esta temporada la mayoría las están programando entre el 16 de diciembre de 2017 y el 9 de enero de 2018. En este caso convendría hacer el inventario físico el 14 o el 15 de Diciembre.
  2. Si no hay vacaciones colectivas, ver la posibilidad de que entre el 28 y el 30 de Diciembre de 2017 la actividad operacional (fabricación, ensamblaje, despachos a distribuidores, ventas directas a consumidores, etc.) se disminuya ostensiblemente o se suspenda por lo menos por varias horas seguidas al final del día o por todo el día completo, para en ese momento hacer la toma del inventario físico. En algunos casos podría ser entre el 2 y 3 de Enero de 2018.
  3. Si la empresa tienen distintas sedes –en una misma ciudad o en varias- donde se manejan los diversos tipos de mercancías, materias primas, suministros, repuestos, etc. deben organizarse varios grupos de personas para que hagan el conteo físico y la revisoría fiscal debe asegurarse de tener suficientes delegados para hacer presencia en todos esos sitios, durante la toma de los inventarios físicos. Podría ser necesario que contrate colaboradores ocasionales para cumplir con estas actividades, colaboradores a los cuales debe darles una adecuada preparación e instrucciones muy claras. Excepcionalmente el revisor fiscal podría solicitar que esta toma se haga en diferentes fechas en cada una de las sedes, para así poder estar presente en todas.



Usted, como revisor fiscal, debe solicitar hoy mismo (si no lo ha hecho) un listado actualizado y completo de todos los elementos inventariables, que contenga por lo menos los siguientes datos, mediante el uso de varias columnas.

  1. Número de orden.
  2. Código de inventario o referencia.
  3. Descripción completa del elemento (si es necesario utilizar 2 o 3 o más renglones, para que la descripción sea completa y permita identificar con claridad el elemento).
  4. Localización (ciudad, dependencia, bodega, sección, compartimiento, etc.).
  5. Unidad de medida (kilo, docena, caja de 50 unidades, litro, galón, metro, etc.).
  6. Cantidad según cárdex al momento de emitir el listado.
  7. Características especiales del elemento (Fragilidad, volatilidad, temperatura necesaria para su conservación, humedad, porcentaje de pérdida por condiciones ambientales y/o de manejo, etc.).

Este listado debe obtenerse con 2 o 3 semanas de anticipación a la fecha en que se hará el conteo físico.  No es necesario que esté impreso en papel, por el contrario sería mejor que se lo suministren en hoja electrónica para que usted y sus colaboradores puedan hacer en ella todas las observaciones pertinentes.

Con el mencionado listado es importante que usted haga unas verificaciones físicas de existencias, por método de muestreo, para que sepa de una vez cuáles son los elementos más susceptibles de presentar faltantes o sobrantes y si hay elementos que en alto porcentaje se encuentran averiados, mermados o inservibles. Estas verificaciones deben hacerse sobre los ítems más representativos dentro del total y sobre otros que usted, por experiencia, crea que merecen especial atención.

Si todavía no conoce a cabalidad los elementos inventariables, tómese algunas horas para hacer un paseo por las bodegas y otros sitios y pídale a los encargados del manejo de los inventarios que le expliquen en detalle su denominación técnica y sus características, para que así los pueda conocer adecuadamente y al observar la toma del inventario físico no le metan gato por liebre. En cuanto sea posible haga esto en compañía de quienes le vayan a colaborar en la observación presencial de la toma física de inventarios.

Solicite ya  a la administración que con suficiente tiempo haga la planeación del inventario de fin de año y que –si es posible- lo inviten a las reuniones donde se concrete esta planeación.

Pida también una copia –impresa o trasladada a su computador- de todo el plan para la toma física de inventarios, en los que se indiquen, por lo menos:

  1. Ciudades y sitios en donde se hará la toma física, con fechas y horarios.
  2. Responsables de preparar la información previa a la toma física (listados y tarjetas de inventario).
  3. Integrantes de los grupos de inventariadores (por lo menos una persona que haga el conteo físico y otra que vaya anotando la información en las tarjetas de inventario).
  4. Responsables de dirigir y supervisar los grupos de inventariadores.
  5. Equipos de medición, traslado y levantamiento, necesarios para realizar la toma física, como: Básculas, barómetros, sondas, reglas, metros, termómetros, montacargas, grúas, etc.
  6. Elementos de seguridad industrial requeridos para usted y todos los demás que participen en la toma física de inventarios, tales como: Guantes, polainas, botas, cascos, lentes, caretas, tapabocas, tapaoídos.
  7. Consideraciones especiales a tener en cuenta en el movimiento de algunos elementos (líquidos, gases, productos químicos, alimentos, licores finos, perfumes, cristalería, etc.).
  8. Integrantes y ubicación de la mesa (o mesas) de control, que normalmente suelen trabajar con computador.
  9. Contenido de las planillas electrónicas que manejarán los miembros de la mesa (o mesas) de control, que para cada item deberá tener columnas para “primer conteo”,”segundo conteo”, “tercer conteo”, “existencias según cárdex” y “diferencias a ajustar”. Estas columnas se diligenciarán estrictamente en este orden el día del inventario. La columna “tercer conteo” se utilizará únicamente si el segundo conteo arroja cantidades diferentes al primero. Las columnas “existencias según cárdex” y “diferencias a ajustar” podrán llenarse después de terminado el inventario físico. Es necesario que también haya una columna para “estado del elemento”, en la que se anotará si se encuentra incompleto, deteriorado, inservible o si es obsoleto.
  10. Instrucciones específicas y claras para quienes hagan la labor de inventario físico.

Con suficiente antelación presente por escrito, a la administración, sus observaciones sobre la planeación de la toma física de inventarios.



Dele las oportunas, suficientes y muy claras instrucciones a sus colaboradores para vigilar la labor de la que estamos tratando.

Prevea tener disponible todo el tiempo que sea necesario el día anterior a la toma física de inventarios, para verificar que las labores previas (ubicación ordenada de los elementos inventariables, diligenciamiento y colocación correcta de las tradicionales tarjetas de 3 partes para el conteo, disponibilidad de elementos de seguridad industrial y equipos especiales de medición y movimiento) estén listas en forma completa.

El día del inventario también tenga previsto todo el tiempo que sea necesario para dejar terminada la labor. Recuerde que se pueden presentar situaciones contingentes que impiden terminar el conteo físico en el tiempo originalmente programado. La noche anterior a la toma física de estos inventarios no se vaya de rumba. Acompañe a su familia y a sus mejores amigos a las celebraciones decembrinas, pero no se tome más de una o dos copitas, no coma muchos buñuelos ni mucha natilla y acuéstese a dormir temprano.

Por favor: No se limite a estos consejos que le he dado. Aporte mucha creatividad de su propia cosecha y pídale más consejos a otros colegas que, de pronto, han tenido experiencias que le pueden ayudar a usted a tener más éxito.

Autor: C. P. Carlos Sastoque M.

Ver más contenido relacionado a Revisoria Fiscal.

Califica este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *